Patrimonio

Sin duda alguna el patrimonio más importante de nuestra Cofradía son todos y cada uno de sus Hermanas y Hermanos, sin los cuales ninguna de sus iniciativas sería posibles ni tendrían razón de ser. Precisamente este impulso colectivo ha propiciado un enriquecimiento en enseres de notable calidad, de sello característico, en los que la Hermandad ha tenido un papel decisivo en los diseños, lo cual ofrece singularidad y un sentido de conjunto unitario. A título informativo describiremos las adquisiciones patrimoniales más significativas que nuestra Cofradía ha estrenado desde su origen.

En 1992, la Hermandad procesiona en su primera Estación de Penitencia con respiraderos, varales, candelería y palio adquiridos a la Hermandad de Ntra. Sra. del Rosario de nuestra localidad.

En 1994 se estrenan respiraderos en madera y metal diseñados y realizados por un Hermano de la Cofradía. Además se estrenan manto y saya donado por las madres de algunos Hermanos.

En 1995 se estrenan juego de ocho ánforas en metal, bañadas en plata, realizados en los talleres de Orfebrería Angulo de Lucena, según diseño original elaborado por la Junta de Gobierno. También se estrena llamador para el paso donado por un devoto.

En la noche del Miércoles Santo de 1996 se estrena techo de palio y bambalinas, en terciopelo negro, rematado con fleco de bellota cofradiero en hilo de oro fino, según diseño de un Hermano y realizado por el bordador cordobés D. Antonio Muñoz Sánchez. En el techo del palio aparece un óleo que representa a la Virgen de las Escuelas Pías portando el Escudo de la Congregación Escolapia, realizado por D. Nicasio Almadén.

En 1997 la Hermandad adquiere para el cortejo Cruz de guía, cuatro faroles y báculos de mando en metal cincelado, realizados en los talleres Gradit de Lucena. Además se estrena toca de sobremanto bordada en oro fino, según diseño original, y realizada por Antonio Muñoz. Ese mismo año se dona a la Hermandad por un grupo de devotas un estandarte de picos en terciopelo negro, con fleco y galón dorado, obra de Antonio Muñoz; con imagen al óleo de Ntra. Bendita Titular realizada por Nicasio Almacén y sobre vara de orfebrería realizada en talleres Gradit de Lucena.

El año 1998 se convierte en uno de los de mayor enriquecimiento con el estreno de los doce varales de palio, de original diseño hecho por la propia Junta de Gobierno, en metal plateado, realizados en los talleres de los Hermanos Lama de Córdoba; autores también de la corona bañada en oro que lució por primera vez María Santísima del Buen Fin en la noche del Miércoles Santo de ese año.

En 2001 se estrena una impresionante saya en terciopelo negro, con rico bordado en oro fino, de diseño original de estilo romántico y realizada por Antonio Muñoz.

Nuevos bríos permiten un notable engrandecimiento patrimonial en 2002 con el estreno de los respiraderos en metal plateado (cuyas cartelas serán bordadas en una segunda fase) y la nueva candelería realizados ambos en los talleres Gradit. El paso se completa con nuevos faldones en terciopelo y fleco y galón dorados.

En 2003 Ntra. Amada Titular estrena nuevo manto de calle en terciopelo negro. En 2004 se estrena un juego de seis pequeñas jarras en metal plateado para el frontal del paso.

El año 2006, la celebración del XV aniversario llevan a la Hermandad a hacer un notable esfuerzo con la adquisición del Estandarte Bacalao, bordado en oro fino, en sus diferentes matices, sobre terciopelo negro y de estilo decimonónico, similar a la Saya de salida de Nuestra Bendita Titular. Este trabajo, obra de Antonio Muñoz, se remata con vara labrada y bañada en plata realizada en los talleres Santa Ángela de Lucena. Además se reforman las jarras frontales del paso y el resplandor de Capilla de María Santísima del Buen Fin y se estrena ropa de Capilla en seda brocada. La cuadrilla dona nuevo llamador para el Paso de Palio, en metal cincelado, bañado en plata.

Al año siguiente, en 2007, son estrenadas la nuevas Dalmáticas sufragadas en gran medida por el grupo de acólitos, realizadas por Antonio Muñoz, según diseño de las antiguas dalmáticas de la Capilla de Capuchinos y se estrenan los dos ciriales para el cuerpo de acólitos realizado en Orfebrería Orovio de Ciudad Real. En este año se estrena la primera Marcha Procesional compuesta a Nuestra Sagrada Titular, titulada “María Santísima del Buen Fin”, donada a la Hermandad por su autor, Francisco Cano Ruiz.

En 2008 se centra el enriquecimiento en el repostero de la Capilla y las andas para el Santo Rosario de Nuestra Virgen del Buen Fin, se estrena también incensarios y navetas donadas por los acólitos. Este ahorro se relaciona de modo directo con el importantísimo estreno acometido en 2009 de las nuevas túnicas de la Hermandad (176) realizadas por la empresa Mundonazareno de Málaga en su modelo Nazareno y Monaguillo, que culminaban una larga aspiración de nuestros cofrades. Además se acomete el dorado de la corona, la restauración de la cruz de guía y la realización de la peana en orfebrería y los nuevos faroles de guía, éstos últimos por Orfebrería Orovio de Ciudad Real. En este año también se estrena la segunda Marcha Procesional dedicada a Nuestra Titular, “Virgen de Capuchinos”, realizada por nuestro Hermano, Rafael Sabariego Padillo.

El año 2010 se estrena el nuevo Libro de Reglas, se acomete la reforma y plateado de las varas de palio y se ejecuta la nueva canastilla para el Paso de Palio además de ajuar de Capilla para María Santísima del Buen Fin.

Para 2011, XX aniversario de nuestra fundación, la Cofradía acomete el estreno de los candelabros de cola del Paso de Palio, los faroles entrevarales, la adquisición de nuevas túnicas (hasta 198), la realización de la imagen de San José de Calasanz, obra de Gonzalo Casas, bañada en plata por Orfebrería Orovio, para el frontal del Paso de Palio (donada por la cuadrilla de costaleros). Se produce, además, el estreno de la tercera Marcha Procesional dedicada a Nuestra Titular, “Madre del Buen Fin”, de nuestro amigo Rafael Ramírez cuyos acordes sirven de soporte para el canto del himno creado por el coro de alumnos y alumnas del Colegio San José para nuestra Hermandad.

En los sucesivos años el enriquecimiento patrimonial fundamental se acomete en el mantenimiento y estreno de nuevas túnicas llegando en 2015 a las 220 túnicas confeccionadas y censadas por la Hermandad y a la inauguración en 2015 del Museo de Arte Sacro, ubicado en la Sacristía de la Capilla de Capuchinos del Colegio San José, tras convenio de nuestra corporación con el consorcio "Caminos de Pasión". La primera fase de nuestro Museo de Arte Sacro expone de manera divulgativa nuestro patrimonio con un sentido educativo, litúrgico y cultural. En 2016, la efeméride del XXV aniversario fundacional se celebra, a nivel patrimonial con el bordado de la primera fase del Palio, en concreto el frontal de dicho Palio, bordado en aplicación y sedas según diseño y ejecución de D. Francisco Javier Moreno Medina que tiene su estreno en la tarde noche del Miércoles Santo de 2016. Por esta celebración, la cuadrilla histórica de costaleros dona a María Santísima del Buen Fin una corona imperial bañada en plata que también se estrena en dicha noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario